Ukecosas

La tienda de ukeleles

Reseñas recibidas (página 31 de 31)

Muy contento por (Guiri de Barcelona) sobre Ukelele de concierto Mahi Mahi MC-7G

Valoración: 5 / 5. Publicado el 23 de mayo de 2012.

Buscaba un ukelele con un sonido atractivo, a un precio accesible. Fui a varias tiendas a probar ukeleles. La mayoría tenían un sonido muy pobre, con poca resonancia. Encontré uno con un sonido bonito, pero a un precio que no me podía permitir. Un amigo me recomendó Ukecosas, y decidí arriesgarme sin poder probar antes el instrumento. El ukelele que les compré, aparte de ser muy atractivo, tiene un sonido aún mejor que el mejor de los ukeleles que había probado en las tiendas, y a la mitad del precio. También me ha impresionado la eficacia y buen trato del pedido. En breve, estoy muy contento. Gracias Ukecosas.

Ukelele piña Kala KA-P por (Barcelona) sobre Ukelele piña Kala KA-P

Valoración: 5 / 5. Publicado el 22 de mayo de 2012.

Hará unos 6 meses compré un Ukelele piña Kala KA-P y una Maraca Dunlop.

Lo que más destacaría es el sonido del Ukelele; ya había oído anteriormente que la forma de piña hacía que éste sonase más fuerte, pero jamás hubiese pensado que un instrumento tan pequeño pudiese dar tanta intensidad ni que pudiese conseguir una sonoridad tan abellotada.

Es súper dulce al oído y a Lola, mi perra, no le molesta para nada.

Toda su versatilidad, la adaptación perfecta a mis dedos diminutos y su fácil manejo y transporte han hecho que me haya animado a volver a la guitarra y combinarla con el ukelele. La maraca, aunque parezca un detalle irrisorio al lado del Ukelele, ayuda a que la gente que está a tu alrededor también pueda participar del momento.

En fin... la experiencia 'ukecosas' ha sido un gran qué para mí!

Mi Honu y yo por (A Coruña) sobre Ukelele soprano Honu SP-KRGT

Valoración: 5 / 5. Publicado el 22 de mayo de 2012.

Hace como cosa de un año, me surgió la imperiosa necesidad de aprender a tocar algún instrumento y tras mucho deliverar, me decidí por el ukelele. Pequeño, práctico, simpático y fácil. Lo tenía todo. Hehehe...

Tras hacer un par de indagaciones, tomé la resolución de comprar uno en Ukecosas, la tienda de la que había recibido mejores referencias. Y llegó el momento de decantarse por alguno. ¿Qué madera escoger? ¿Tamaño? ¿Gama? Muchas de estas dudas las resolví por mí mismo, otras las consulté a otros usuarios e incluso al staff de la tienda. Y mirando, mirando en el catálogo lo ví. Un Honu precioso, de koa hawaiana sólida, puente de palisandro, mástil de caoba, incrustaciones nacaradas (como la preciosa tortuga que tiene en la parte superior)... Pero ¿sabeis qué? En aquel momento, todas esas cosas que hacen que sea el maravilloso instrumento que ahora adoro no me importaban mucho. Mi inexperiencia musical no me permitía valorarlas en profundidad. Lo que de verdad me decidió fué su aspecto, sencillo, tradicional, brillante y coqueto. Era como si me mirase diciendo: "Conmigo la música no se acabará nunca..." Es una tontería, lo sé. Pero de verdad que fue un flechazo, era precioso. Así que tras solventar las últimas dudas (¿será buena idea un uke de gama media-alta para un usuario novato? ¿estaré a la altura?) con Choan (¡Gracias, gracias!) lo había comprado. Ya sólo faltaba tenerlo en mis manos... Qué nervios la espera (afortunadamente poquito tiempo de envío, hehehe...), qué nervios. Y por fin llegó. Qué bien sonaba (casi no me atrevía a tocarlo), qué suaves las cuerdas bajo mi mano. Qué sedoso el tacto de su barniz. Sigo sin saber definir muy bien mis sensaciones en términos musicales, pero tiene un sonido vibrante y profundo, rico y melodioso y muy, MUY alegre. Sigo enamorado. ¿Qué puedo decir?

De todas formas, para resumir mi relación con él sólo se me ocurre una cosa. Os colgaré un enlace a los vídeos que grabo y cuelgo para disfrute (espero) de mis amigos con las canciones que voy aprendiendo poco a poco. Un año de música y los que espero que vengan. http://www.youtube.com/user/nosferatuvonsmugan/videos

¡Todo esto hace que mi nota sea un 5 como una casa!

Así que para despedirme os digo; Seguid a la tortuga, os llevará a lugares insospechados. Y mágicos.